Vuelta al cole

Pasaba ante la puerta y la encontré abierta, inmediatamente recordé que era jornada de elecciones y por ser colegio electoral, tenía el portón de par en par.
No pude resistir la tentación y entré al colegio en el que estudié la EGB. Fue poner un pie en el patio del recreo y volvieron los recuerdos de otros tiempos. Cuando los gritos de la chiquillería corriendo o jugando al fútbol lo llenaban todo. Casi pude sentir la presencia de mis compañeros en medio de la algarabía. La fachada se ha reformado. Una placa recuerda a los maestros que han ejercido en el centro a lo largo de su centenaria historia. El porche cubierto está algo cambiado, pintado de vivos colores, más pequeño de cómo yo lo recordaba. También yo soy otra.
Colegio Cándido Domingo, Zaragoza
 

Comentarios