7 de abril de 2015

Gracias a la crisis

Gracias la crisis y a las medidas de austeridad que el Gobierno de España ha tomado para combatirla, los derechos humanos han quedado gravemente afectados. Así lo constata un informe: El impacto de la crisis en los derechos fundamentales de los Estados Miembro de la UE que acaba de publicar el Parlamento Europeo.
El estudio analiza los efectos que han tenido los recortes aplicados por el Gobierno en áreas como la educación, la sanidad o la vivienda. Para devolverle la solvencia a los bancos, se tomaron medidas que han incrementado la pobreza y afectado a derechos fundamentales, creando una fractura social sin precedentes. El estudio evidencia que la austeridad solo ha conseguido el empobrecimiento de la población, sin que se haya logrado la recuperación económica.
Los tijeretazos a la educación pueden llevar a una reducción de la igualdad en el sistema educativo, así como mermar su calidad. El recorte de los salarios de los profesores, la ampliación de horas lectivas, el aumento de la ratio profesor/alumno y la reducción del número de docentes… Las consecuencias de tanto desatino podrían ser muy peligrosas al incidir de forma negativa en el desarrollo económico y social del país a largo plazo, advierte el informe.
Las medidas aplicadas a la salud son alarmantes porque afectan a la vida de las personas. La restricción del gasto público, la reducción del número de personal sanitario y sus salarios, la aplicación del copago farmacéutico, el incremento de las listas de espera, la pérdida de camas de hospital, el cierre de las urgencias en varios centros hospitalarios o la aplicación del Decreto 16/2012, que dejó sin tarjeta sanitaria a más de 800.000 inmigrantes en situación irregular, ponen en riesgo a la población.
La reforma laboral redujo los costes del despido y ha dejado a los trabajadores y a sus familias en una situación dramática. La tasa de desempleo es del 23,7%, el 51,8% de los jóvenes de entre 16 y 24 años no tienen trabajo, los parados de larga duración se han quedado sin cobertura. El poder adquisitivo de los pensionistas sigue bajando…
El informe también alude a la regulación del mercado hipotecario, que debería respetar el derecho a una vivienda digna, y critica que no se permita la dación en pago y el gran número de desahucios que se ejecutan a diario en España.
El Parlamento Europeo deja patente en su estudio que existe una voluntad deliberada del Gobierno para cercenar la reacción ciudadana frente a la política antisocial que practica.