4 de marzo de 2015

El derecho a tener derechos

La austeridad nos va desangrando poco a poco y de forma inexorable al obligar a la clase media y a los más débiles a sufragar las deudas contraídas por el Estado, los bancos y las empresas. La austeridad está llegando al punto de desposeernos de nuestra dignidad. El derecho a tener derechos queda supeditado a la voluntad de los mercados, porque las personas somos una mercancía más.  
La cultura, el saber, el conocimiento, serían un arma para luchar contra el dinero. Pero incluso estas armas se demuestran ineficaces ya que la búsqueda del beneficio condiciona la enseñanza, la investigación y todo tipo de actividades.