9 de febrero de 2015

Amaxofobia

La amaxofobia es el miedo a conducir que experimentan algunos conductores, puede darse en cualquier tipo de circuitos o bien en algunas vías o condiciones meteorológicas concretas.
Aunque generalmente se piensa que la fobia a conducir está determinada por haber sufrido un accidente al volante, no tiene por qué ser así. Un accidente de tráfico es un episodio traumático, pero no existe razón para que produzca una fobia.
La amaxofobia suelen padecerla personas con una baja autoestima, miedo a las alturas o las pendientes, hipocondría o que hayan padecido un ataque de pánico al volante debido a la presión o al estrés.
Para combatir la amaxofobia existen algunas estrategias:
- Practicar técnicas de relajación para disminuir la ansiedad.
- Tratamiento psicológico gradual para descubrir las causas del problema.

- Empleo de simuladores para recrear y enfrentarse las situaciones que generan miedo.
- Tomar clases de refuerzo en autoescuelas.
La amaxofobia es una patología que, pese a no ser muy conocida, afecta a cerca de un 33% de los conductores. La mayoría son mujeres (un 87,50%).
En la web Conduce sin miedo se puede encontrar información sobre la amaxofobia y realizar un cuestionario para acercarnos a este problema.