20 de noviembre de 2014

El bar Antonio

El bar Antonio que aparece en el anuncio de la lotería de este año está en otro planeta, no se hagan ilusiones. Pudiera dar la impresión de que se trata de España, porque el menú está escrito con faltas de ortografía: “Tres primeros y dos segundos a elejir", pero no.
El día 22 de diciembre, Manuel baja al bar y se encuentra a los clientes celebrando su buena suerte, les ha tocado el Gordo. Este año Manuel no ha comprado ningún décimo, pero el dueño del bar, en un ataque de inusitada generosidad, le ha guardado uno. Una historia que pretende ser entrañable y resulta inverosímil, un bonito mensaje que empalaga.
¿Alguien se imagina que una historia así pueda ocurrir en el bar de la esquina? Esto es España, señoras y señores. Para qué nos vamos a engañar. Estas cosas no ocurren aquí. Y probablemente en ningún lugar del mundo. Nadie te regala un pastuzo que puede meterse en el bolsillo por el mero hecho de que sea navidad y estemos agilipollados por el maldito espíritu navideño.