30 de octubre de 2014

Un Jardín de las Delicias particular

El Jardín de las Delicias es una de las obras más atractivas e importantes expuestas en el Museo Nacional del Prado y una de las que más público convoca. Hay visitantes curiosos que pasan horas observando cada detalle: el Paraíso, el Infierno, las orgías, los animales imaginarios. La obra de El Bosco sigue cautivando 500 años después de ser pintada.
La artista Carla Gannis también está obsesionada con esta obra, hasta el punto de versionarla de una forma delirante, con emojis. La peculiaridad de esta originalísima versión es que se parece mucho a la original. Hay que fijarse bien para percatarse de que estamos viendo los emoticonos del Whatsapp.