15 de octubre de 2014

Las tarjetas de la vergüenza


Día 27 de marzo de 2011, Rodrigo Rato paga con su tarjeta “negra” 3.547,19 euros en una compra de bebidas alcohólicas.

Miguel Blesa gasta 1.500 euros en una heladería, también compra vino en una tienda por un importe superior a los 10.000 euros, los cargos se hacen efectivos con su tarjeta “negra”…


Todo lo que vamos conociendo sobre las tarjetas opacas y los pagos que se realizaron con ellas, provoca asco e indignación a la sociedad. Los ex consejeros y ex directivos de Caja Madrid y Bankia han usado unas tarjetas ajenas al circuito legal para pagarse caprichos personales. Noches en los mejores hoteles del mundo, safaris, comidas en los restaurantes más afamados, viajes de lujo, masajes filipinos y gastos extravagantes como los anteriormente mencionados, han hecho estallar el escándalo monumental.
Al principio, muchos consejeros y directivos tuvieron el morro de justificarse asegurando que el uso de esta tarjeta era para gastos relacionados con su trabajo en Caja Madrid. La realidad les desmiente y los ciudadanos exigimos que se devuelva ese dinero, porque con nuestra sangre todos estamos contribuyendo a pagar el rescate de una entidad bancaria saqueada por sus gestores.