12 de junio de 2014

La cloaca necesita ventilación

La corrupción que salpica al PSOE y al PP hastía a los ciudadanos, incluso a los simpatizantes de ambos partidos. La Gürtel, los ERE… los llenan de estiércol. Y ¿qué hacen ellos? Reaccionan de la misma forma. Prometen depurar responsabilidades, ser buenos de aquí en adelante, practicar la transparencia democrática. Se lanzan reproches mutuos, descalificaciones, puñaladas traperas, prometen regenerarse… Pero el mal ya está hecho. A los ojos del pueblo, PP y PSOE son la misma cosa. La prueba está en las políticas que han llevado a cabo los dos partidos en los últimos años. Ya no existen diferencias fundamentales entre derecha e izquierda. Desconcertante. Por eso el electorado se ha ido hacia los extremos en las últimas elecciones europeas, quiere probar otras vías. Puede que sean más radicales, pero son nuevas y entusiasman: caras nuevas, promesas nuevas, nuevos aires… La cloaca necesita ventilarse y se han abierto las tapas de las alcantarillas.