26 de junio de 2014

Irak, once años de liberación

Han pasado once años desde que Estados Unidos, España y Reino Unido decretaran la invasión de Irak con la promesa de liberar al pueblo de la tiranía, devolverle la libertad e instaurar un gobierno democrático. Se invadió Irak con la excusa de evitar que Sadam Hussein utilizase unas supuestas armas de destrucción masiva, que aún siguen sin encontrarse. También con el pretexto de salvar a Irak de la opresión de un dictador y, de paso, neutralizar la amenaza terrorista que ganaba fuerza en el país.
Se ejecutó a Sadam. Irak se libró del tirano. Pero es lo único que se ha cumplido de los planes previstos, porque la amenaza terrorista es mucho mayor que antes y el país todavía se ha hundido más en la miseria. Después de once años, Irak vive en una constante guerra civil. Miles de personas han muerto, millones de personas han huido como refugiados y se han tirado a la basura miles de millones de euros.
Ahora la organización terrorista denominada El Estado Islámico de Irak y Levante (ISIS), antes conocida como Al Qaeda en Irak, controla Mosul, la segunda ciudad más grande del país. Ironías del destino, los planes de Bush, Blair y Aznar para Irak han conseguido lo contrario de lo que pretendían, han propiciado la introducción de Al Qaeda en el país. ¿Qué ejércitos de liberación se enviarán a Irak para detenerlos? ¿Qué países condenan hoy este avance yihadista? ¿Qué se está haciendo desde las Naciones Unidas, esa institución fundada para evitar guerras innecesarias?