3 de junio de 2014

Alerta

Los indicadores alertan de una nueva forma de dictadura: la pobreza.
En la calle las voces gritan, reclaman un futuro.
Muchos se han entregado a la locura de la ambición y el dinero casi inconscientes, alienados.
Un sol negro nos señala miedo, sometimiento, imposibilidad de renacer de un país plagado de cicatrices sociales, proyectándose hacia el futuro.
Vivo en España, un país donde el lenguaje es un arma con la que se hieren almas y se matan esperanzas. Con unas estructuras fosilizadas por un modelo de leyes híbridas, poco humanas. Con unos planteamientos que siempre suenan a utopía.
El espléndido paisaje no deja de prometer una vida diferente.