Menos fútbol. Más inversión social


En Brasil se suceden las protestas. Los ciudadanos se quejan de los gastos excesivos que supone el Mundial de fútbol y de la despreocupación que tiene el Gobierno con la población.

Comentarios