29 de mayo de 2014

La vida mata

En 2012 se quitaron la vida en España 3.539 personas. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad carece de un plan específico para enfrentarse a este problema y ni siquiera ha previsto tomar medidas al respecto en el futuro. No se identificarán los factores de riesgo. No se adoptarán medidas preventivas. Seguiremos como hasta ahora, con los brazos cruzados.

En 2012 hubo diez veces más suicidios que homicidios. Un 2,5 más de suicidios que de muertos por accidentes de tráfico. Un problema de estas dimensiones deja indiferentes a nuestros gobernantes, a los profesionales de la medicina, a los científicos… Se ocultan las cifras de muertos por suicidios y el suicidio deja de existir para las estadísticas, para la sociedad. Pero las personas con comportamientos suicidas siguen existiendo, las personas desesperadas que no encuentran alicientes para seguir viviendo continúan ahí, esperando que se les tienda una mano, que se les reconozca y se les apoye.