11 de abril de 2014

Buen disparo


Foto: Javier Cebollada.
Martes 8 de abril de 2014. A las 8:30 horas, el sargento Branco carga el misil anticarro Sprike secundado por dos compañeros de la Brigada Acorazada Guadarrama XII, apunta y dispara. Se encuentra en el campo de maniobras de San Gregorio, en Zaragoza. El misil fabricado en Israel por la empresa Rafael Advanced Defense Systems alcanza su objetivo: tres carros situados a 2.700 metros de distancia. El oficial acierta en la diana. ¡Buen disparo!
Cada misil Sprike nos cuesta a los españoles 100.000 euros. “No tienen precio nuestras vidas al defendernos con este misil de cuarta generación”, dice un oficial interpelado sobre el derroche de munición real en estas maniobras.