5 de febrero de 2014

El "problema catalán"

El mal llamado “problema catalán” seguirá pendiente por tiempo indefinido hasta que el Gobierno se decida a coger el toro por los cuernos y haga algo. Rajoy no da muestras de tener una estrategia al respecto, se limita a reaccionar ante hechos puntuales, a responder a Mas, a amenazar a Cataluña con los males del Averno si se separa de España. Estas no son maneras de solventar nada.
No es necesario recurrir al ejército, ni suprimir la autonomía, ni que la FAES intervenga con un documento sobre la secesión de Cataluña. Bastaría con hablar, con establecer un diálogo en el que haya voluntad de acuerdos. Pero parece que Rajoy no está por la labor.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

No hay nada que hablar.
¿O no viste el clamor de las pasadas Diades?.
El presidente Mas es empujado por el pueblo -y no al contrario-, a tomar las decisiones encaminadas a celebrar el acto supremo de la democracia: la consulta.
("Consulta", palabra que le he oído pronunciar mil veces; "legal", no tantas, pero "independencia", creo que ni ha salido de sus labios....).

Hace años, hubo una duda respecto a la entrada de la OTAN, y bien que se preguntó.
Unas formaciones políticas estuvieron a favor y otras en contra, pero nadie planteó dudas acerca de la idoneidad de la consulta.
Y la Constitución, recuerda que ya ha sido modificada una vez....

Lo de la independencia, ya se verá.