2 de enero de 2014

Una reflexión para cada mes

Las batallas más importantes ocurren dentro de nosotros.
Cada vez que pierdas, aprende la lección.
El mayor éxito en la vida es vivir según nuestro criterio.
No tienes amigos ni enemigos, solo maestros.
Procura no ser esclavo de tus posesiones.
La sonrisa se contagia, inféctate.
Las únicas personas que no tienen problemas están en el cementerio.
Si no tienes claro adónde vas, no llegarás a ninguna parte.
Es mejor encender una cerilla que maldecir la oscuridad.
No puedes evitar el dolor, pero sí el sufrimiento.
Hay personas que no fracasan porque no lo intentan.
No le robes a nadie la esperanza, puede que sea lo único que tiene.