10 de enero de 2014

Tertulianos

Es imposible que los tertulianos habituales de los programas televisivos sepan de todo lo que hablan. Opinan sobre cualquier asunto: economía, educación, derecho, cine, gastronomía, arquitectura, calentamiento global... No hay tema que no dominen con tal de cobrar su sueldo a fin de mes. ¿Y no sería más honesto por su parte decir: de esto no sé, por lo tanto no puedo opinar? No creo que nadie pueda tener una opinión de peso sobre temas tan dispares. Dicen auténticas barbaridades, pero su opinión sienta cátedra entre los ignorantes que les escuchan como si ellos fueran el Oráculo y no unos simples obreros de la opinión.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

El día que hablan de la consulta de Catalunya, por encima del ruido -hablar todos a una, genera ruido-, se oye como si se hicieran unas pajillas mutuas, como contemplativas, sin invitar a nadie catalán que les blandiera lo antidemocrático de su cerrazón....