7 de enero de 2014

Marca España

Nunca he entendido el concepto de marca aplicado a un país, pero desde el Gobierno se empeñan en confundir el Estado con una marca.
España pretende ser un líder comprometido en el mundo. Se vendió en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas como un paradigma de compromiso con los derechos humanos, la cooperación internacional, la equidad de género, el desarrollo humano sostenible, la lucha contra la pobreza… Mintieron allí como nos mienten aquí. Queremos estar entre los grandes, pero nos encontramos a años luz de ellos.
Las políticas sociales se desmoronan, la cooperación al desarrollo, las relaciones internacionales… Esa Ley de Acción Exterior con la que se pretende diseñar la presencia de España en el mundo y que se basa en la diplomacia comercial en vez de en la cooperación y el diálogo multilateral es una prueba más del país que somos. Con todos los “valores” que transmite la marca España, no es extraño que nadie nos compre.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Si tú no lo entiendes, desde las periferias pro-secesionistas ni te cuento....