16 de enero de 2014

Conmemoramos la I Guerra Mundial


Se conmemora el comienzo de la I Guerra Mundial, una de las mayores vergüenzas nacionalistas europeas. El egoísmo de cada nación se impuso a la razón y produjo otra masacre pocos años después. La II Guerra Mundial supuso la decadencia política y cultural de Europa, aún no hemos superado esta fase.
No hemos aprendido nada de los españoles, franceses, estadounidenses, británicos, italianos, alemanes… que nos precedieron. No han aprendido nada los nacionalistas recalcitrantes de ahora. La venganza fue cuna del nazismo, del estalinismo y dividió al mundo del siglo XX en dos polos opuestos.
Rememoramos dramas pasados desde la decadencia inmoral que habita nuestros días. Seguirnos sin aprender. Habría que sembrar esta tierra árida de ecuanimidad, razón, honradez, inteligencia, ética y decencia. Nada cambiará hasta que los borregos despierten y exijan evolución. La I Guerra Mundial dejó millones de muertos, millones de lecciones que no deberíamos olvidar.