9 de enero de 2014

Bitcoin

El dinero es un convencionalismo social. Un objeto tiene valor porque una sociedad quiere que lo tenga. Lo más común es otorgarle valor a un trozo de papel. Decidimos que un papel de color verde valga X y otro de color azul M. Si todos le concedemos confianza como método de pago a estos papeles, los papeles, que por sí mismos no valen nada, adquieren un valor determinado.
Antes la confianza venía dada por las reservas de oro y plata que guardaba el Banco Central, ahora la confianza la genera la capacidad que tenga un Estado para pagar sus deudas.
El bitcoin es la primera moneda digital, nació en 2009 y usa la criptografía para garantizar su seguridad. Al principio cotizaba a menos de un céntimo, pero a principios de este año su valor era ya de 10 euros. ¿Cómo funciona el bitcoin? Cada usuario dispone de una cuenta de correo electrónico donde guarda sus ahorros y puede transferir bitcoins a la dirección de otro usuario a modo de pago. Cada transacción se registra en un libro contable virtual, para que nadie haga trampas, y la identidad del usuario permanece anónima, solo es público el monto del pago.
El bitcoin puede convertirse en una alternativa al dinero real, no lo fabrica ningún banco, sino que lo hace cada usuario desde su ordenador. También puede cambiarlo por euros, dólares, etc. desde las Bolsas on-line: mtgox.com es la más popular de ellas.
El bar Room 77, de Berlín, ha sido el primer establecimiento en aceptar el pago con bitcoins. Su dueño ha ido convenciendo a los comerciantes de su calle, a sus proveedores y a otros profesionales para que sigan su ejemplo y así, poco a poco, el barrio berlinés de Kreuzberg se convierte en el epicentro de lo que puede ser una revolución financiera.