14 de octubre de 2013

Lo que se nos viene encima. Capítulo 7

Los gobiernos nacionales se encuentran atados de pies y manos, sin margen de maniobra, al servicio de los bancos y de los fondos de inversión. Una vez que se produjo la quiebra, después de que la crisis se extendiera por la zona euro, las políticas nacionales de inversión están restringidas. Pero en las cumbres de la UE nadie da un puñetazo en la mesa, nadie se planta, nadie dice: No.
Se siguen aplicando políticas económicas similares a las que se hacían antes de 2008. Entonces se puso en manos de los banqueros el poder para explotar los excedentes de la sociedad. Los bancos han quebrado y todos trabajamos para tapar el agujero negro que tienen en sus cuentas.