22 de octubre de 2013

El genocidio del hambre

Cuando uno tiene hambre solo piensa en comer.
El hambre como arma contra un pueblo consigue una masa de individuos sin voluntad de lucha. Gente dispuesta a lo que sea por un trozo de pan.
El hambre como arma de genocidio silente contra los ciudadanos es un crimen de lesa humanidad.
 

Las cifras de malnutrición han aumentado en seis puntos respecto a 2008 en Cataluña, pero esta situación no es la única en España. Desgraciadamente, el mapa del hambre abarca todo el territorio.  Los centros de atención primaria han llegado a detectar 751 casos "puntuales" de desnutrición. En Andalucía más de 140.000 niños pasan hambre a diario. En Canarias, la comunidad autónoma más pobre, hay 112.000 niños con problemas de malnutrición. En Castilla y León casi 77.000 personas necesitan de los bancos de alimentos para poder comer. Y en Valencia 9.000 familias se ven afectadas por una dieta desequilibrada.
En total, cerca de dos millones de niños en España pasan hambre, y 30.000 familias tienen dificultades para darles de comer a sus hijos.
En 2010, España se comprometió ante la Unión Europea a reducir en 250.000 el número de niños en situación de pobreza hasta 2020, pero el número de niños y niñas pobres sigue aumentando.