17 de septiembre de 2013

Transparencia opaca

La Ley de Transparencia de Mariano Rajoy, esa ley que debería suponer el saneamiento democrático y la lucha contra la corrupción, se queda, de momento, en agua de borrajas. El PP no admitió ni una sola de las veinte enmiendas defendidas por los socialistas en el pleno celebrado el pasado jueves.
Opacidad es la transparencia que ofrece el Gobierno para controlar a los servidores públicos. Porque ¿qué clase de transparencia impide la interpelación al presidente del Gobierno, bajo pretexto de que eso es una moción de censura “destructiva”? ¿Es esta la calidad de la democracia que tenemos?