16 de septiembre de 2013

Por qué se abolió la esclavitud

La esclavitud en Estados Unidos no se abolió por cuestiones humanitarias sino por razones económicas. Llegó un momento en que las máquinas y los esclavos dejaron de competir en costes y se convirtieron en un problema para los dueños de plantaciones. Los más avispados vieron fácil la solución: liberar a los animales de dos patas, librarse de estos improductivos recursos para comprar máquinas. Un kilo de combustible fósil produce la misma energía que cuatro o cinco esclavos trabajando durante todo un día. Así que el triunfo de la maquinaria estaba cantado. Porque, además, una máquina no enferma, no come, no protesta, no escapa, no duerme, no se cansa. Era una cuestión puramente económica.