20 de septiembre de 2013

El físico sí importa


“Las nuevas tendencias de la empleabilidad están basadas en el atractivo físico, mucho más que en las tradicionales diferenciaciones regionales, la educación y la experiencia laboral”. Esta es la conclusión a la que han llegado los investigadores italianos Giovanni Busetta, Fabio Fiorillo y Emanuela Visalli, profesores de la Universidad de Messina, que han realizado un estudio sobre la importancia del atractivo físico en los procesos de selección de personal de las empresas italianas.
Para el estudio se enviaron 11.008 currículos falsos en respuesta a más de 1.500 ofertas de trabajo reales. De cada CV se hicieron ocho copias, con los mismos datos sobre educación, experiencia laboral, idiomas y conocimientos informáticos. Lo único que se cambiaba eran la foto, el nombre y la nacionalidad: cuatro de ellos iban acompañados de la imagen de hombres y mujeres, italianos, atractivos y poco atractivos; los otros cuatro iban sin foto, dos de ellos (hombre y mujer) tenían nombre y nacionalidad italiana y los otros dos, también de ambos sexos, nombre y nacionalidad extranjera.
Un grupo de estudiantes de la Universidad de Messina se encargó de clasificar las fotos, que eran rostros cogidos en internet y modificados con Photoshop, y determinaron con su criterio qué personas eran atractivas y cuáles no.
Después de haber enviado los currículos, los investigadores analizaron el tipo de ofertas que recibían más llamadas o correos electrónicos para concertar una entrevista. De media, el porcentaje de respuesta de todos los CV fue del 30%. Para las mujeres atractivas la cifra ascendió al 54% y para los hombres atractivos al 47%. De las mujeres no atractivas, solo el 7% obtuvieron respuesta, frente al 26% de los hombres poco agraciados.
De todo esto se deduce que encontrar un empleo se parece mucho a participar en un concurso de belleza. Los investigadores se sorprendieron al darse cuenta de que la discriminación por aspecto era mucho mayor que la relativa a la nacionalidad. Las mujeres extranjeras, cuyo currículo no incluía foto, recibieron un 12% de contestaciones, una cifra mucho mayor a la que obtuvieron las italianas poco atractivas.
La influencia del aspecto físico es determinante en todas las relaciones sociales. La vida se vuelve más fácil para la gente guapa. La relación entre éxito y belleza funciona en un círculo vicioso: se contrata más a la gente atractiva, por tanto, la gente guapa tiene más éxito ya que encuentra más facilidades a la hora de colocarse en una empresa.