1 de agosto de 2013

Recopilemos


Abril de 2009, un auto judicial señala al entonces tesorero del PP, Luis Bárcenas, por haber recibido dinero de la trama Gürtel. Mariano Rajoy explicó: “Ellos afirman su inocencia y yo estoy convencido de que nadie podrá probar que no son inocentes".
Luego llegaría la bochornosa explicación de la “indemnización en diferido” que se le estuvo pagando al ex tesorero hasta diciembre de 2012, cuando Bárcenas abandonó toda relación con el PP.
Tras filtrarse los papeles de Bárcenas y ante la denuncia de la doble contabilidad, el desmentido de Rajoy fue: “Todo lo que se refiere a mí y que figura allí, y a los compañeros de mi partido que figuran allí, no es cierto, salvo alguna cosa que es la que han publicado los medios de comunicación, o dicho de otra manera es total y absolutamente falso”.
Con Bárcenas en prisión, Rajoy inventa una tercera versión: “No vamos a distraernos de nuestro propósito de transformar el país y sacar a España de la crisis. Como presidente, no voy a permitir ataques al programa reformista y la estabilidad política (…) Cuando considere que tenga algo que decir lo diré”.
Esperamos que la cuarta versión sea la definitiva.