6 de junio de 2013

Roxanne


Te he dejado
Me dejaste
El alma se me fue
Se me fue el corazón
Ya no puedo vivir más
Porque no puedo convencerte
De que no te vendas, Roxanne.

Jacek Koman hacía que nuestra alma temblase mientras le escupía su dolor a Roxanne en el mejor tango de la historia del cine, el de la película Mouline Rouge (2001). La voz desgarrada y llena de pasión de Koman imprime a la canción una emotividad dramática que sobrecoge. El escenario, el cuerpo de baile, la atmósfera y sobre todo la música: un violín que llora y nos deja estremecidos, hacen de esta una escena memorable.