Qué gran verdad


Hemos convertido la política en una casa de putas, Julio Anguita.

Comentarios