25 de junio de 2013

Orden y conflicto

Piensan que con balas de goma, porras y botes de humo se resolverá el conflicto social y el orden público quedará restablecido. La paz social es imposible cuando en un país el 30% de sus habitantes ha caído en la exclusión social. La policía cumple órdenes políticas y dispara porque se ha disparado la pobreza, el paro, la desigualdad, la injusticia, el número de corruptos, el de niños que pasan hambre…
Nos dicen que es brutalidad romper la luna de un banco que ha robado su dinero a los ancianos, pero la auténtica brutalidad que padecemos en España es la económica y la ejerce el Estado.
Es cierto, no está bien romper vidrios. Pero tampoco está bien romper la vida de los ciudadanos con absoluta impunidad.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Y los antiditurbios, mal pagados también, un día dispararán a su retaguardia....
¡Temblad políticos-pelele, juguetes de la gran finanza!.