14 de junio de 2013

La Pagode

La historia de La Pagode está envuelta en romanticismo. En 1895, el gerente de los grandes almacenes franceses Bon Marché quiso hacerle a su esposa un regalo de cumpleaños muy especial. Para ello reunió a un equipo de arquitectos, que realizó en el corazón del París residencial una réplica a tamaño natural de una pagoda japonesa. La pareja se divorció poco después, y el edificio languideció durante décadas antes de transformarse en un cine de 400 plazas en 1930. Desde entonces ha funcionado, permaneciendo cerrado durante años debido a su mal estado en diferentes ocasiones. Ahora es un cine espectacular y próspero que mantiene su original espíritu exquisito.