20 de junio de 2013

Bienvenido al club

Algo más de 1,057 billones de euros (1.057.835.000.000 euros). Esto es, exactamente, lo que adeuda el sector público español. Lo acaba de revelar el Banco de España en su informe estadístico y supone que, por primera vez, los pasivos emitidos por España, incluidas todas las administraciones públicas, superan el Producto Interior Bruto, que en 2012 ascendió a 1,049 billones.
Con estos datos, España ingresa en el club de países que deben más de un billón de euros. Japón, Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, China, Brasil y Canadá son también miembros de este club.
La situación española puede empeorar todavía más. El Ministerio de Economía anticipa en su último Programa de Estabilidad enviado a Bruselas que “el stock de deuda continuará avanzando hasta 2016”, aunque a ritmos “progresivamente menores”.  Y estima que al final de 2013 la deuda pública representará el 91,4% del PIB, (7,2 puntos más que a finales del año 2012).
La bola de nieve de la deuda sigue creciendo. Los presupuestos públicos, excluidos los pagos de intereses, deberían mantener un superávit de más del 2% del PIB durante 20 años seguidos tan solo para que la relación entre la deuda y el PIB volviera a los niveles anteriores a la crisis. El panorama aún puede ser más desolador agravado por las cifras del paro.