23 de mayo de 2013

Nadie se ha enterado

Nadie se ha enterado, pero el pasado día 9, la agencia internacional de contactos para cónyuges infieles Ashley Madison pidió disculpas públicamente a la reina Sofía por haber utilizado su imagen en una campaña publicitaria de la compañía. El breve anuncio de rectificación se difundía en tres diarios impresos. Es la respuesta tras la demanda civil en defensa de su propia imagen presentada hace siete meses por la reina y retirada después de que Ashley Madison aceptara pedirle perdón.
La reina se oponía a renunciar a la demanda, pretendía que los tribunales le dieran la razón, aunque finalmente ha optado por aceptar la recomendación de la Casa del Rey y del monarca, que la convencieron de que con la renuncia se acabaría la polémica. Ashley Madison afirma que la demanda de doña Sofía es la primera contra su compañía, que opera en 24 países, y reconoce que les ha proporcionado muchísima publicidad gracias al follón mediático que se organizó.
La reina Sofía ya debe estar bastante quemada con la relación de amistad entrañable entre su marido y Corinna zu Sayn-Wittgenstein, como para, encima, aguantar el cachondeo. ¿Será el silencio la mejor defensa?