27 de mayo de 2013

De locos

El sábado 18 de mayo, un turista suizo, que se encontraba en el área de servicio de la autopista AP-7 de la Jonquera (Girona), sufrió un atraco en el que le robaron toda la documentación, 2.000 euros y las tarjetas de crédito. Durante el suceso, el hombre cayó al suelo y se hizo unas heridas y contusiones. Avisó a los Mossos d’Esquadra y solicitó que le atendieran en un centro sanitario. Los agentes le acompañaron al hospital de Figueres para que luego pudiera presentar la correspondiente denuncia.
En el centro sanitario, al ser extranjero, le pidieron 130 euros por la visita, pero el hombre no tenía dinero ni documentación porque se la habían robado. Según la versión de la víctima, en el servicio de urgencias se negaron a atenderle si no pagaba.
El extranjero abandonó el hospital y volvió a la Jonquera de nuevo para acudir a la comisaría de los Mossos d’Esquadra, un agente le acompañó hasta un centro de atención primaria (CAP). Aquí también le pidieron 130 euros por la visita por tratarse de una persona extranjera y no disponer de documentación ni de tarjeta sanitaria europea o de alguna aseguradora. Pese a todo, en el centro de la Jonquera, los facultativos que atendieron al hombre le hicieron un informe para que pudiera presentar la denuncia, estaba escrito a mano y a petición de los Mossos, le redactaron un documento oficial, aunque sin sello.
El hospital niega que le haya denegado la asistencia médica a esta persona, ya que no lo hace en ningún caso. Y argumenta que el hombre solo quería acreditar las lesiones para adjuntar el parte a la denuncia. No se ha pronunciado sobre el cobro de los 130 euros. El CatSalut (Servei Català de la Salut) ha abierto un expediente informativo  al hospital de Figueres para aclarar lo sucedido.
Tras esta experiencia, ese suizo no regresa a España ni de coña. Desde luego, poner una caja registradora en el box de urgencias o pedir el pasaporte antes de atender a un paciente no son prácticas muy humanitarias que digamos.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

María:
Estos atracos en las áreas de servicio de la AP7 -o en plena autopista-, no son noticia, por habituales.
Asimismo, leo con agrado los nombres propios catalanes sin castellanizar.