9 de abril de 2013

Proletario

Cuando Karl Marx presentó al mundo en 1848 su Manifiesto comunista con el conocido llamamiento: proletarios del mundo, uníos, la palabra proletario ya contaba con más de 2.000 años de vida. En la Roma imperial, los proletarii eran los ciudadanos de la clase social más baja, que no tenían propiedades y cuya única utilidad para el Estado era generar proles (hijos) para engrosar los ejércitos del Imperio.

Los marxistas retomaron el término para designar a los obreros de la sociedad capitalista del siglo XIX quienes, tal como los proletarios romanos, no tenían, según Marx, nada que ofrecer a la sociedad excepto su fuerza de trabajo y su prole, para reproducir las relaciones capitalistas de producción.