3 de abril de 2013

Objetivos de las Naciones Unidas

-Preservar a la humanidad de la guerra.
-Reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre.
-Crear condiciones bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el derecho internacional.
-Promover el progreso social.
Estos objetivos enseguida fueron papel mojado, agua de borrajas, caca de la vaca, pero son los que se marcó Naciones Unidas en 1945.
En septiembre de 2000, se celebró en Nueva York la Cumbre del Milenio. En esta Cumbre se aprobaron los principios y valores a garantizar en los próximos años:
La libertad. Los hombres y las mujeres tienen derecho a vivir su vida y a criar a sus hijos con dignidad y libres del hambre y del temor a la violencia, la opresión o la injusticia. La mejor forma de garantizar esos derechos es contar con gobiernos democráticos y participativos basados en la voluntad popular.
La igualdad. No debe negarse a ninguna persona ni a ninguna nación la posibilidad de beneficiarse del desarrollo. Debe garantizarse la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres.
La solidaridad. Los problemas mundiales deben abordarse de manera tal que los costos y las cargas se distribuyan con justicia, conforme a los principios fundamentales de la equidad y la justicia social. Los que sufren, o los que menos se benefician, merecen la ayuda de los más beneficiados.
 
Decidieron también:
 
• Promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer como medios eficaces de combatir la pobreza, el hambre y las enfermedades y de estimular un desarrollo verdaderamente sostenible.
 
Ni trece años han pasado desde que se aprobó la Declaración del Milenio y ya es papel mojado, agua de borrajas, caca de la vaca.