22 de abril de 2013

De mayor quiero ser cabrón

Esta mañana me han contado un chiste que ya conocía, pero al escucharlo me ha venido a la mente un nombre y he hecho una asociación de ideas.
Seguramente ya conocen la historia:
Hace unos sesenta años paseaba Manolo por el Paseo de la Castellana, cogido de la mano llevaba a su hijo Manolito de seis años. El padre le preguntó al niño: Manolito, tú ¿qué quieres ser de mayor? Papá, yo de mayor quiero ser cabrón, respondió el chaval. Pero Manolito, ¿qué cosas dices? ¿Quién te ha enseñado eso?, se asombró el padre contrariado. Tú papá. Cada vez que pasa un señor con una rubia estupenda dices: ¡Jo, qué cabrón! Si lleva un Mercedes dices: ¡Jo, qué cabrón! Pues yo también quiero ser cabrón, papá.
Uno de los casos de corrupción más sonados de nuestra historia reciente es el de Luis Bárcenas, conocido por sus compañeros de partido como: L.B. el cabrón.
Ser cabrón es la profesión con más futuro a la que puede aspirarse ahora en España.