27 de abril de 2013

Cobarde

“Quien me ha impedido cumplir mi programa ha sido la realidad”, Mariano Rajoy (ABC de 2 de septiembre de 2012).
 

Ayer el presidente del Gobierno nos mostró su lado más cobarde. La situación económica y social en España es crítica; los datos de la EPA, dramáticos; y el Plan Nacional de Reformas una pesadilla. Ante este devastado panorama, ante el palmario fracaso de su política económica, ante la brutal crisis fiscal, ante el naufragio de su programa electoral, ante el vergonzoso incumplimiento de sus promesas, ante el vomitivo avance de la corrupción, ante unas decisiones equivocadas que causan estragos, ante la ineficacia y la incapacidad para solventar la crisis más atroz, ante el alarmante nivel de endeudamiento, Mariano Rajoy da la callada por respuesta, no tiene arrestos para presentarse ante los ciudadanos. Nuestro presidente carece de empatía, de capacidad de análisis y de valor para dar la cara y asumir con humildad que está desbordado y sin capacidad para dar respuesta y poner remedio a tantos males.