1 de marzo de 2013

Menudo berenjenal

El ex tesorero del PP asegura haber estado cobrando un sueldo de 21.300 euros mensuales hasta el día 31 de enero de 2013, y, de confirmarse su despido improcedente, a la supuesta suma de 38 millones de euros que guarda en Suiza, podría añadir otros 894.600 euros en concepto de indemnización por 31 años de servicio al partido. Si el PP no quiere desembolsar esta fortuna y volver a hacer el ridículo ante los españoles y ante el mundo, puede optar por readmitir a Bárcenas como trabajador. Aunque también puede rizar el rizo y probar ante un tribunal que no hubo una relación laboral hasta el pasado enero y que todo el lío aquel del finiquito diferido con pago a la Seguridad Social e IRPF era cierto, pese a que esa figura laboral que no existe en la actual legislación por mucho que se empeñe el PP.