20 de marzo de 2013

De madonna a Madonna

Donna, de Julia Fullerton-Batten.

De madonna a Madonna es una exposición que podrá visitarse hasta el 25 de mayo en el Centro de Arte Contemporáneo DA2 de Salamanca. La muestra critica la perversión del papel atribuido a la mujer por la religión y cómo el capitalismo ha seguido sometiéndola con otro más amable, pero igual de cruel. 

(De) construcciones de femenino en la sociedad contemporánea, segunda parte del título de la exposición, enfrenta estereotipos femeninos con imágenes impactantes, como una fotografía de la alemana Julia Fullerton-Batten, en la que una joven obesa se mira con tristeza al espejo después de haberse acicalado. La esclavitud de la belleza femenina forma también parte de esta exposición en la que se presentan 91 obras: 48 pinturas, 13 fotografías, 12 dibujos, 11 vídeos, 5 instalaciones y 2 esculturas, de 57 artistas y se halla dividida en cuatro temas principales marcados por la relación entre obras clásicas y contemporáneas, que ponen de relieve la evolución o el estancamiento de los roles de género en la sociedad.

El apartado ¡Quiero ser santa, quiero ser beata! hace alusión a la canción de Alaska y los Pegamoides de 1982 en plena movida madrileña, y aborda la tirante relación entre la mujer y la religión. Ya que la religión ha determinado, y en muchos lugares aún determina, la posición de la mujer en la sociedad.

En la sección Madre y muñeca: entre el mito de la maternidad y el timo de la belleza se abordan conjuntamente los aspectos de maternidad y belleza.

En el tercer apartado, DIY: instrucciones para una mujer mutante en la era ‘post’ la exposición se adentra en aspectos como ‘post-feminismo’, ‘post-sexualidad’, ‘post-pornografía’ y ‘post-identidad.

Y por último, en el apartado: ¿Por qué no han existido grandes artistas mujeres? podemos apreciar que la mujer es cada vez más dueña de su propia historia del arte.

Es la nueva identidad que plasma Nicola Verlato, una mujer guerrera e independiente, que no depende de un hombre para sobrevivir.
Nicola Verlato