21 de febrero de 2013

Urdangarín apela a dios todopoderoso



Ante la inminencia de su juicio en la tierra, el sábado 23 de febrero, Iñaki Urdangarín apela al cielo para pedir el perdón de sus pecados y acude con frecuencia a los actos religiosos que se celebran en una iglesia cercana a Baqueira Beret.
Con su cara dura cada vez más seria, Urdangarín pasó por el trago de mostrarse en público en misa y escuchar un fondo de murmullos, lo peor fue cuando algunas personas evitaron estrecharle la mano en el momento de dar la paz.