28 de febrero de 2013

Pepito Grillo

Los italianos han castigado a los políticos de siempre porque han caído en el descrédito y así, el Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo ha sido el partido más votado en la Cámara de los Diputados italiana, obteniendo un 25,5% de los votos. Lo más notable del caso es que ha vencido sin el dinero público que se adjudica a los partidos y sin grandes campañas mediáticas. Al conocer los resultados electorales, Grillo anunció que elegirá en una votación a través de Internet al sucesor de Napolitano al frente de la presidencia de la República el próximo mayo y su apuesta personal es el premio Nobel de Literatura Darío Fo.
La elección del pueblo italiano indica que está harto de sus políticos, de la corrupción y de las estructuras tradicionales del estado. La peliaguda situación económica y social de hoy, hace que los ciudadanos se cuestionen el papel del político y los italianos han decidido cambiar a sus representantes. El problema es que Italia ha votado contra Bruselas y las políticas de austeridad, por lo que queda abocada a la ingobernabilidad, y esto provoca que los mercados tiemblen de miedo.
¿Y ahora qué? Un gobierno de coalición o repetir los comicios. La coalición de centroizquierda de Bersani tiene mayoría absoluta en la Cámara de los Diputados gracias al sistema de premios al primer partido. En el Senado, Berlusconi ha logrado una mayoría relativa con un margen muy ajustado sobre la segunda fuerza. Recordemos que el sistema en Italia es bicameral, es decir, tanto la Cámara de los Diputados como el Senado tienen el mismo poder legislativo. Así que habría que optar por un Gobierno de concentración, en el que todas las partes se impliquen y se pongan a negociar.
La situación es muy complicada, aunque Italia, a lo largo de su historia, ha salido de situaciones más difíciles. Claro que nunca había tenido a Europa presionando y observando al microscopio cada movimiento que se haga.