15 de febrero de 2013

Patrones de patronos


José María Cuevas fue presidente de la CEOE sin siquiera ser empresario, a su hijo le han detenido en una operación contra el blanqueo de capitales. Gerardo Díaz Ferrán, su sucesor, está en la cárcel acusado de una abultada lista de delitos, el angelito decía no tener dinero para pagar la nómina de sus empleados y, sin embargo, le sobraba capital para comprar bienes de lujo y donar cientos de miles de euros para sufragar los gastos de la campaña electoral de Esperanza Aguirre. A Díaz Ferrán le ha sustituido Juan Rosell, un personaje con demostrada habilidad para abrir la boquita y meter la patita:
"Quien no apueste en 2007 por la energía nuclear se equivoca. Tenemos que empezar a ser mayores y a asumir riesgos". "Hay 150.000 funcionarios en España que no se sabe qué hacen. Los funcionarios deben llevar a cabo una reconversión para conseguir más flexibilidad y ningún privilegio". "Nos hemos acostumbrado tanto a un crecimiento positivo que hay gente que no sabe qué es una crisis". "Los empresarios no entran en política, solamente en las empresas". "Quien se apunte al paro porque sí, habrá que decirle que no". "Saldría más barato mantener a algunos funcionarios en casa con un subsidio que en el trabajo”.
Esta semana ha añadido más perlas a la colección al asegurar que los 7,5 millones de euros en donaciones que aparecen registrados en los presuntos papeles de Bárcenas son “cantidades ridículas”. ¿A partir de qué cifra los millones de euros dejan de ser una ridiculez? Claro que si tenemos en cuenta que la CEOE gestiona unos 600 millones de euros, los 7,5 se ven de otra manera. Y si también tenemos en cuenta que esa cifra escapa a cualquier control porque sus cuentas son opacas, pese a contar con subvenciones de dinero público, imagínense lo peor. Esa gente es la que pretende abaratar aún más el despido de los trabajadores, pero aprueban una indemnización de 1,9 millones de euros para que uno de sus ex directivos no pase necesidades.
¿Le afectará la esperada la ley de transparencia a la patronal?
 
Nota: De Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña (CEIM) y vicepresidente de la CEOE, que está siendo investigado sobre las denuncias de que algunos trabajadores de sus empresas han cobrado dinero irregular en sobres, hablaremos otro rato.