27 de febrero de 2013

A buen entendedor...


"La indemnización que se pactó (con ese señor, esa persona, es decir, el innombrable Luis Bárcenas) fue una indemnización en diferido en forma efectivamente de simulación, simulación de lo que hubiera sido en diferido en partes de lo que antes era una retribución". María Dolores de Cospedal explica de una forma transparente y clara en concepto de qué “ese” cobraba 200.000 euros anuales, pagados en un 95% con el dinero de los españoles.