10 de diciembre de 2012

Será legal, pero es injusto

 
Quiero denunciar una situación legal, pero absolutamente injusta, desproporcionada y discriminatoria, que afecta a los trabajadores próximos a la edad de jubilación que han perdido su empleo por despido o cierre de la empresa. En muchos casos, se trata de personas con una extensísima vida laboral, que han cotizado más de 38 años, y que se encuentran abocados a la pérdida de la pensión por jubilación por no tener la edad reglamentaria de 65 años. Hablo de personas con 59 años o más, que pese a tener acreditado un abultado periodo de cotización a la Seguridad Social, tras dos años en el paro, se ven obligados a solicitar la jubilación, perdiendo un porcentaje importante de retribuciones que ya no recuperarán nunca.
¿No es justo que todas estas personas, considerando su amplia y acreditada contribución a la Seguridad Social, una vez agotado el subsidio por desempleo, pudieran percibir el 100/% de su pensión? Los banqueros, por ejemplo, con bastantes menos años de trabajo, consiguen unas retribuciones millonarias por jubilación. ¿Acaso no somos todos, supuestamente, iguales?
En la actualidad, son muchos los damnificados por la crisis que, además, se ven perjudicados por leyes y normas injustas, faltas de proporcionalidad y de sentido común. Pienso que hay que hacer algo al respecto.