14 de diciembre de 2012

La que se puede liar en Siria



Francia, Reino Unido, Israel y Qatar han preparado un enésimo plan de intervención en Siria. El guion es el siguiente:
Unos 6000 yihadistas podrían atacar en cualquier momento el barrio residencial de Mazzeh, al sur de Damasco, donde se encuentran numerosas embajadas y residencias de altos responsables civiles y militares. Se provocaría también un incidente con armas químicas al otro extremo del país para agravar la tensión. Un general traidor, que afirmaría haber tomado el control de la situación, pediría ayuda a los occidentales, justificando así una intervención militar extranjera sin mandato de la ONU.
Hasta ahora, los diversos intentos de golpe de estado militar que ha organizado Occidente durante 2012, fracasaron. El tiempo se agota para los países que se oponen a la aplicación del plan de paz de Ginebra, acordado entre Estados Unidos y Rusia, ya que dicho plan debe ser presentado al Consejo de Seguridad de la ONU en febrero de 2013.
No se sabe cómo reaccionarían Rusia e Irán ante la nueva intentona contra Siria. El presidente ruso Vladimir Putin ha declarado que está listo para defender a Siria hasta en las calles de Moscú; es decir, está dispuesto a entrar en guerra. Por su parte, Irán entiende que Siria forma parte de su línea de defensa y no la abandonará. La posible intervención militar contra Siria por parte de Francia, Reino Unido, Israel y Qatar puede provocar graves consecuencias en la región.