31 de diciembre de 2012

La nueva objetividad

Georg Scholz, Industriebauern, 1920, Von der Heydt-Museum,


En Alemania, el movimiento denominado la nueva objetividad, una de las principales corrientes del arte en el siglo XX, es objeto de exposiciones y proyectos de investigación en Dresde, Mannheim y Böblingen. En el Museo de arte de Stuttgart se exhibe una importante colección de obras de Otto Dix, máximo representante e “inventor” del lenguaje plástico de la modernidad, y de artistas como Christian Schad, George Grosz, Rudolf Schlichter, Franz Radziwill, Werner Peiner, Georg Scholz y Franz Lenk. En sus obras se hacen visibles las diferentes respuestas a la política Nazi desde la estética, el arte...
Con aproximadamente 120 obras, la exposición muestra una nueva interpretación del particular momento histórico y social que se vivió en Alemania en el periodo de entreguerras. Escenas bélicas, imágenes de burdeles y bajos fondos pretenden retratar la decadencia y fragilidad de la sociedad alemana desde la década de 1920, en los Estados de la República de Weimar. Destaca la fuerza y la vehemente forma de distorsionar la realidad para enfatizar lo feo. Es un arte crudo, provocador y satírico que los nazis denominaron arte degenerado por su falta de culto a los ideales de la belleza.