17 de diciembre de 2012

De qué sirve la ONU


En 91 estados, según datos de Amnistía Internacional en su informe de 2012, la gente salió a la calle o usó Internet para exigir de sus gobernantes democracia, libertad y justicia, pero en vez de ser escuchada, los gobiernos de sus países respondieron con violencia, tortura y malos tratos. La valentía de los ciudadanos que viven bajo el yugo de regímenes totalitarios, como ocurre en Oriente Próximo y en el norte de África, no ha sido secundada por la ONU. Su Consejo de Seguridad ha fracasado estrepitosamente en su cometido, parece cansado, incapaz de cumplir su cometido. El ejemplo de lo que ocurre en Siria, debería hacer que se replantee cuál es el papel de la ONU, qué funciones debe acometer para actuar con eficacia. Y la revisión del derecho a veto que tienen Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China, es una de las cuestiones que más urge resolver. No puede consentirse que unos pocos países impongan su voluntad y sus intereses al resto de naciones.