Ruidos que producen grima

La región del cerebro que procesa el sonido, la corteza auditiva y la amígdala interaccionan transformando ciertos sonidos en emociones negativas, por eso nos resultan extremadamente desagradables.
Investigadores de la Universidad de Newcastle han analizado una serie de resonancias magnéticas funcionales en las que se observa cómo la amígdala modula la respuesta de la corteza auditiva ante un ruido, lo que lo intensifica y provoca una reacción cerebral negativa.
En el estudio, publicado por el Journal of Neuroscience, un grupo de voluntarios escuchó diferentes sonidos y se monitorizaron sus reacciones para realizar una clasificación de los ruidos más desagradables, de acuerdo con los escáneres cerebrales. Según los datos obtenidos, los dos ruidos que más grima producen son el provocado por la fricción de un cuchillo contra un cristal, seguido del de un tenedor contra un plato de porcelana. Mientras que el sonido más agradable es el producido por el agua en proceso de ebullición, seguido de la risa de un bebé y de los aplausos.
Los resultados de este estudio podrían facilitar los tratamientos de enfermedades relacionadas con una mayor sensibilidad de la corteza cerebral al ruido, como la hiperacusia, la misofonía y el autismo. El director de la investigación, Tim Griffiths, opina que este descubrimiento científico sería clave para curar los trastornos emocionales y la migraña.
Los diez sonidos más desagradables para el oído humano son:
1- La fricción de un cuchillo contra un cristal.
2- Un tenedor arañando un plato de porcelana.
3- El chirrido de una tiza en una pizarra.
4- Una regla contra una botella de cristal.
5- Un arañazo en una pizarra.
6- El llanto de un bebé.
7- Un taladro eléctrico en funcionamiento o cualquier otro tipo de de herramienta mecánica.
8- Las cadenas oxidadas de un columpio.
9- Las arcadas de una persona que vomita.
10- El roce de dos corchos de poliestireno expandido.

Comentarios