Tortilla de patatas sin huevo ni patatas



Durante los años 40 y debido a la guerra civil, la política económica de Franco y el aislamiento internacional, en España escaseaban los alimentos. El Gobierno controlaba su distribución, asignando a cada persona cierta cantidad de productos básicos: azúcar, arroz, aceite, pan, legumbres, tocino, jabón… que había que recoger con la Cartilla de Racionamiento. Estas Cartillas empezaron a usarse el 14 de mayo de 1939 y se suprimieron en 1952.
La gente se moría de hambre, pero resultaba imposible adquirir de forma legal cualquier producto que no estuviera controlado por el Racionamiento, salvo que se acudiera al mercado negro (estraperlo), aunque estas transacciones ilegales estaban sancionadas con pena de cárcel. Por eso los españoles avivaron su ingenio y uno de nuestros platos más típicos: la tortilla de patatas, pasó a elaborarse sin huevos ni patatas debido a la falta de materia prima.
Esta es la receta de dicha tortilla que aparece publicada en el libro Cocina de recursos, de Ignacio Doménech, esperemos que la crisis no nos obligue a ponerla de nuevo en circulación.
Ingredientes:
Naranjas
4 cucharadas de harina
10 cucharadas de agua
1 cucharada de bicarbonato
Pimienta molida
Aceite
Sal
Colorante
Preparación:
Poner a remojo la piel blanca de la naranja situada entre la cáscara y los gajos hasta que quede tierna.
Mezclar bien el resto de ingredientes para obtener una crema. Incorporar, la piel de la naranja y echar a la sartén con aceite caliente.
Ya saben, vuelta y vuelta al gusto para conseguir un bonito color dorado y ¡lista!

Comentarios