8 de junio de 2012

Zanahoria

La zanahoria es una raíz comestible muy común en nuestra cocina. Si a uno le preguntan cuál es su color, la respuesta parece obvia: naranja. Pero no siempre fue así. Las zanahorias que se cultivaban en la Edad Media eran blancas, moradas y amarillas. En el siglo XVII, gracias a los injertos que realizaron los agrónomos holandeses, se consiguió una zanahoria anaranjada que mantenía su color tras ser cocida. Fue la precursora de las zanahorias actuales. La variedad más consumida ahora es la nantesa, de forma cilíndrica y piel fina, que mide entre 10 y 20 centímetros de longitud.

La zanahoria fue un alimento básico entre nuestros antepasados y Miguel de Cervantes llegó a afirmar que “la alimentación de un hombre superior debe ser de frutos y raíces comestibles. A lo largo de la historia han circulado rumores que aseguran que la zanahoria mejora la visión, parten de un acontecimiento que sucedió durante la II Guerra Mundial. En diciembre de 1940, los aviadores británicos obtuvieron unos resultados formidables en sus operaciones nocturnas contra los bombarderos alemanes. El inusual número de derribos fue explicado por la RAF: los aviadores británicos consumían zanahoria y la vitamina A que contiene la hortaliza potenciaba su visión nocturna, por eso localizaban con mayor facilidad al enemigo. Lo cierto es que esta historia solo intentaba desviar la atención de los alemanes e impedir que descubrieran que Reino Unido disponía de un radar antiaéreo que convenía mantener en secreto.