Bond cincuentón

Se cumplen 50 años desde la aparición de James Bond en el cine y 60 desde que Ian Fleming creara el personaje para sus novelas. Desde Sean Connery a Daniel Craig, pasando por George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton y Pierce Brosnan, ha transcurrido medio siglo y el personaje ha ido evolucionando con el tiempo. Ya no bebe martini seco mezclado, no agitado. En “Casino Royale”, la penúltima película, James Bond solo pide martini con vodka, no le importa si está agitado o mezclado. De hecho, en la última entrega, “Skyfall”, aún por estrenar, el agente secreto brindará por sus bodas de oro con cerveza Heineken. Se publicó en The Guardian, que la marca ha conseguido que 007 rompa con su costumbre a cambio de 45 millones de dólares.

Bond también se ha vuelto menos glamuroso y ha perdido su humor para volverse un poco macarra, su rostro es impenetrable, no refleja emociones. Tampoco se rodea de esculturales y tontas mujeres, ya no es tan machista y los personajes femeninos de la saga son más complejos, audaces e inteligentes.

James Bond vuelve a la carga, eternamente joven, y como siempre, al servicio de su majestad británica.

Comentarios